El genocidio armenio

El genocidio armenio

La Opinion
May 1, 2005 Sunday

Estados Unidos es una de las pocas naciones del mundo en no reconocer
hasta el dia de hoy que fue un genocidio el que se cometio contra
los armenios a principios del siglo XX. Es vergonzoso que todavia
haya razones geopoliticas, como no incomodar al aliado Turquia, que
impiden llamar por su nombre la sistematica matanza de 1.5 millones
de personas y la expulsion de otras 500 mil por solo pertenecer a
una etnia determinada. La politica de las distintas administraciones
anteriores, incluyendo la actual, pese a que George W. Bush prometio
durante su campana el reconocimiento, debe ser corregida. Esta actitud
atenta contra el principio basico de primero reconocer un genocidio,
luego no olvidarlo, para que nunca mas se repita.

Entre 1915 y 1923, bajo la sombra de la Primera Guerra Mundial,
el Imperio Otomano que hoy es Turquia, deliberadamente actuo contra
la poblacion de origen armenio bajo la excusa de que estos ayudaban
a los invasores rusos. En esta oportunidad se deportaron hombres,
mujeres y ninos, expropiando sus bienes, condenandolos a la hambruna y
masacrandolos. Decadas mas tarde, el autor de la palabra “genocidio”,
Raphael Lemkin, mencionaria este horror como un ejemplo de los crimenes
contra la humanidad al establecerse como delito ante la Organizacion
de las Naciones Unidas. El 24 de abril es la fecha en que cada ano
se recuerda este hecho.

Este tragico capitulo es parte de la larga historia de los armenios que
se remonta desde el siglo VI antes de Cristo, y que paso a traves de
numerosas batallas, conquistas e invasiones que dominaron esa region
del mundo. En 1991 finalmente se declaro la Republica de Armenia,
independizandose de la Union Sovietica e iniciando una nueva pagina
de su historia. Hoy los mas de tres millones de armenios que viven
en el exterior son parte de esa patria a traves de los afectos y las
remesas que ellos envian.

Se estima que un tercio de la diaspora armenia esta en Estados Unidos y
Los Angeles es una de las areas mas beneficiadas de su rica cultura y
pujanza ejemplar. Desde el barrio de Little Armenia, hasta la ciudad
de Glendale –donde un tercio de los habitantes son armenios– se
puede apreciar la generosa contribucion al diverso mosaico etnico de
nuestra sociedad.

Varios estados de la Union Americana aceptan que existio un genocidio
armenio, como muchas naciones del mundo y la Comunidad Europea han
exigido a Turquia reconocer su pasado, al igual que Alemania en su
momento. Es hora de que Estados Unidos cumpla con el deber moral de
llamar al pan, pan y al vino, vino.

From: Emil Lazarian | Ararat NewsPress

You may also like